sábado, 26 de abril de 2014


Y el mundo cambió

Hace unos días que nació nuestro pequeño mexi-nihon, la noche de la luna de sangre, sabía de los cambios que traería a mi vida, pero no pensé que fuera demasiado. Entre tanto, trataré de ir trabajando poco a poco, hasta estabilizar el horario, no sé cuánto tiempo me lleve esto, pero hay titatintero para rato :)

Que pasen un buen fin de semana