miércoles, 23 de septiembre de 2009

Una Pasión


¿Qué es una pasión? No lo sabía, y nunca lo supe hasta que por accidente conocí el flamenco. Completamente desconocido para mí, decidí donar mis tardes vacías y solitarias a él. Me sentía como una hormiga foránea en medio de una decena de elefantes presuntuosos y altaneros. No fué poco a poco, sino muy rápido, que mi corazón comenzó a cambiar, el sonido de la guitarra me arrancaba esas sensaciones que sólo se sienten cuando la felicidad te toca la naríz, cuando recuerdas que eras niño o cuando viajas en una bicicleta en medio de un bosque verde. No podré más vivir sin tenerlo cerca, de la forma que sea.

La imagen es Nutello, otra de las pasiones menos importantes que tengo, comer pan tostado con Nutella y picarme la naríz y las orejas con cotonetes.

1 comentario:

Sugarmom dijo...

Jellouu!! Mil felicitaichons!! Tita, la verdad es que eso de la madurez del alma te ha dejado una montaña de esencias a explotar, espero verte pronto ya sabes aqui tienes tu casa, que no?!

Oye me interesan las tazas...kiubo??

Saludos,

Ary & chilpayates.