lunes, 24 de agosto de 2009

Regreso a mí


Hay días en que parece que el viento es más fuerte que mi presencia, es cuando -y como siempre- quiero huir, y deshacerme de todo lo que me lastima, de todo lo que provoca mis lágrimas, con la firme idea de que tengo el poder de eliminar aquello que me duele, porque soy la única responsable de mí misma, y porque al final de cuentas, la realidad es que sólo me tendré a mí, en una decena de veces me había prometido que nadie me lastimaría, le habría prometido a mi cuerpo con el texto más bello, que somos fuente de Alegría, pero cuando el viento no sopla tan fuerte, todo se me olvida y me dejo caer, hasta golpearme de nuevo, en el duro piso de mi realidad.

Imagen: Té Bora Bora / Colección La Hora del Té

No hay comentarios: